VCI – Efectivo contra la corrosión

Al entrar en contacto con el oxígeno todos los metales forman  una capa primaria de óxido. Esta capa protege el  metal subyacente contra la corrosión. Sin embargo, su estabilidad es muy relativa, dependiendo del tipo de metal y de las condiciones ambientales. Si la capa primaria de óxido se daña, aunque solo sea localmente, el metal reacciona químicamente con elementos de su entorno, iniciándose la corrosión. El proceso que así comienza podría dañar  completamente el metal.  La probabilidad de que las piezas se corroan durante su transporte y almacenamiento es potencialmente elevada.

Afortunadamente, existen productos conocidos como inhibidores "volátiles" de la corrosión. Estos "VCI" (Volatile Corrosion Inhibitor) transportan sustancias activas que prácticamente paralizan el proceso de corrosión. Si las sustancias activas EXCOR VCI se mantienen correctamente en el interior del embalaje, se puede lograr una protección contra la corrosión eficaz durante décadas, incluso en condiciones extremas.

VCI – ¿Cómo funciona?


La idea es tan ingeniosa como simple:
 los diferentes materiales de embalaje EXCOR contienen las sustancias activas VCI. Una vez que el producto metálico ha sido embalado con productos EXCOR, las sustancias activas VCI previamente ancladas en el material de embalaje se evaporan en forma gaseosa, se difunden en el espacio interior del embalaje hasta su saturación (fase de formación) y, a continuación, forman una capa protectora monomolecular invisible en todas las superficies metálicas. Las sustancias activas VCI estabilizan la capa primaria de óxido del  metal. De esta forma, ni la humedad ni el oxígeno ambiental entran en contacto directo con la superficie del metal y el proceso de corrosión se paraliza de hecho.

Taladros, ranuras, roscas interiores u  oquedades de las piezas quedan también protegidos  mediante este procedimiento, gracias a la difusión de las sustancias activas en fase vapor. Las piezas deben estar debidamente empacadas y encerradas en un embalaje EXCOR VCI , quedando así protegidas eficazmente contra la corrosión. Incluso una breve apertura del paquete no tiene consecuencias negativas, pues la atmósfera protectora VCI volverá a regenerarse. Tras la apertura del embalaje, las sustancias activas EXCOR VCI, inocuas para la salud, se volatilizan en un plazo de una a dos horas.